Un reciente estudio de UPS, revela que “la construcción de redes de distribución y asociaciones con 3PL son la estrategia principal de las compañías de salud para abordar los pain points en la cadena de suministro”.

El mismo estudio publica otros datos que corroboran la importancia de las redes de distribución y la externalización de servicios:

  • El 55% las consideran parte de su estrategia para combatir los desafíos del cumplimiento normativo.
  • El 74% admiten que el éxito en la identificación y reparación de productos deteriorados o dañados radica en su asociación con una compañía de mayor experiencia y/o conocimiento.

 

TEXT - TOFU - Benchmarking SC

 

No obstante, para que su aportación pueda resultar determinante y ayude a rectificar el curso de acción de una compañía, es preciso garantizar el flujo de información. ¿Está la comunicación con las redes de distribución al nivel adecuado? ¿Se puede hablar de condiciones de integración de la información de extremo a extremo de la cadena de suministro? ¿La calidad de datos es una prioridad en las políticas de gestión de los activos informacionales en la cadena de suministro?

 

Datos y redes de distribución: la partida que se juega en bits

Una alianza puede marcar el curso de una empresa hacia el éxito. Las redes de distribución son el complemento necesario de un negocio en tierras lejanas y deben entenderse como una extensión del mismo.

Sin embargo, si bien en cuestiones estratégicas no cabe duda de que todos los componentes deben moverse a una, cuando se tocan temas relacionados con la gestión de la información no siempre está tan claro que esto deba ser así.

El error de muchas compañías es no poner la integración de datos por delante, en lo que a cuestiones de calidad de la información se refiere. Porque, a falta de ésta, empiezan a aparecer los silos informacionales en las redes de distribución y las consecuencias son:

  • Mala comunicación entre componentes de la cadena.
  • Imposibilidad de acceder a determinados datos.
  • Falta de actualización.
  • Errores en la toma de decisiones.
  • Efectos de la desinformación que se extienden a clientes, proveedores y socios.

La mayoría de las organizaciones utilizan distintos sistemas y aplicaciones que residen en plataformas cloud, sociales y móviles. El objetivo de los responsables de la gestión de la cadena de suministro debe ser fomentar la unidad y evitar que el flujo de datos se vea interrumpido.

Para poner en marcha una estrategia de gestión de datos que favorezca el intercambio de conocimiento con las redes de distribución es preciso:

  1. Entender que no se trata sólo de un cambio a nivel de IT, sino que también promueve una transformación cultural.
  2. Ser conscientes de la importancia de los datos para las personas y los procesos.
  3. Conocer el modo en que se está procesando e integrando datos.
  4. Identificar silos entre sistemas internos y externos.

 

La integración de los datos que se intercambian con las redes de distribución evitará problemas de cumplimiento, gastos injustificados y errores de planificación, además devolverá a los usuarios la confianza en el sistema de información y minimizará el riesgo.

 

POST - TOFU -  Benchmarking cds