Stock logístico en equilibrio: KPI, ejemplos y cálculos

Encontrar el equilibrio adecuado entre el nivel de existencias del stock logístico y la satisfacción de las necesidades de los clientes es un desafío para las empresas. Está claro que mientras más inventario se compre, más aumentará el nivel de servicio. Pero, lamentablemente, esta curva no es lineal, de hecho, se aplana al llegar a los últimos porcentajes. Además, cuanto más stock se acumule, menos eficiente se será.

TEXT - TOFU -  Eficiencia Costes logísticos

Teóricamente, para satisfacer el 100% de las necesidades de los clientes todo el tiempo y para enfrentarse a todas las posibles situaciones que pongan en riesgo su experiencia (demoras, huelgas, problemas de calidad, etc.), necesitaría acumularse existencias infinitas.

El objetivo, por lo tanto, será encontrar el equilibrio adecuado entre la disponibilidad del cliente y la rotación de existencias. Vamos a ver cómo hallar ese punto óptimo del stock logístico.

 

Los KPI que ayudan a encontrar el punto óptimo de stock logístico

Por lo tanto, para encontrar este equilibrio es esencial configurar algunos indicadores. La duda suele estar entre dos KPI:

  • Tasa de disponibilidad: disponibilidad es el porcentaje de productos disponibles en un momento dado.
  • Tasa de servicio: proporción de pedidos entregados a lo largo del tiempo en relación al número total de pedidos.

Así, el equilibrio en cuanto al stock logístico dependerá de, al menos, uno de estos dos KPI. La tasa de disponibilidad se utiliza principalmente para minoristas (tiendas) y distribución para conocer su tasa de disponibilidad en los departamentos de la tienda. Mientras que la tasa de servicio se usa en otras industrias cuando no se tiene acceso a la información de existencias de los clientes. La ventaja es que está ponderada por cantidad (o valor), a diferencia de la tasa de disponibilidad.

Ejemplo práctico de cálculo de stock logístico

Cálculo de la tasa de disponibilidad

Si queremos hacer el cálculo de la tasa de disponibilidad, o lo que es lo mismo, saber de todos los productos, cuántos están disponibles para el cliente (en la tienda, almacén …), habría que hallar un porcentaje.

Por ejemplo, si se cuenta con 100 productos en catálogo, pero solo 60 están disponibles para los clientes, la disponibilidad es del 60/100 = 60%.

Este cálculo se realiza en relación a un factor de tiempo, idealmente el mismo día. Puede promediar por día después. Se trata de un cálculo que solo se realiza en las referencias activas del catálogo. Se excluyen los productos descatalogados y también los nuevos productos que aún no están en stock.

Cálculo de la tasa de servicio

Si lo que queremos es hacer el cálculo de la tasa de servicio necesitamos hallar el porcentaje del número de pedidos entregados a tiempo. Así, de cada 100 pedidos recibidos, habría que conocer cuántos pedidos llegaron a los clientes a tiempo.

Para hacer este cálculo hace falta conocer la lista completa de pedidos recibidos durante el período deseado, por ejemplo, una semana para comenzar.

Luego se averigua en estos mismos artículos, los pedidos entregados a tiempo. El siguiente paso es dividir los pedidos entregados entre los pedidos recibidos; para obtener la tasa de servicio.

Cálculo de la tasa de entregas a tiempo

Al mismo tiempo, puede gestionarse una tasa de entrega puntual para los pedidos enviados y una tasa de entrega puntual para los pedidos entregados a tiempo para administrar tanto la calidad de la gestión de sus existencias en primer lugar como la calidad de su logística en segundo lugar (preparación de pedidos + tiempos de transporte).

Así, por ejemplo, puede enviarse el 100% de sus productos pedidos por su cliente, pero solo entregar el 50% dentro del tiempo solicitado por el proveedor. Tasa de servicio = 100%, tasa de servicio a tiempo = 50%. En los supermercados, los pedidos atrasados ​​se rechazan automáticamente al recibirlos, pero tener estos dos indicadores separados permite identificar si el problema proviene del stock o de la entrega.

Cálculo de rotación de stock

El último porcentaje que ayuda a conocer ese equilibrio necesario en el stock logístico es el cálculo de rotación de stock. Se trata del número promedio de días que el stock tarda en agotarse. Este cálculo debe realizarse durante las últimas 52 semanas para tener un KPI confiable que tenga en cuenta las fluctuaciones estacionales y haga más eficiente ese dato de stock logístico. Hay que tener en cuenta que, si la rotación de existencias es extremadamente baja, es probable que no se tenga suficiente stock y, por lo tanto, aumenten los riesgos de escasez.

 

Recomendaciones para calcular el inventario

A la hora de encontrar el punto de equilibrio del stock logístico hay que tener claro qué periodo de tiempo estudiar. Se recomienda tomar siempre un largo período de tiempo (por ejemplo, un año completo) para evitar verse afectado por sus fluctuaciones estacionales.

Por ejemplo, si tiene un gran pico de ventas para Navidad, se tendrá una gran cantidad de existencias antes con pocas ventas (muchos días de existencias) antes de la cima, muchas ventas y pocas existencias después de la cima. Al tomar un año, es más fácil conocer, en promedio, cuántas veces el stock rota durante ese año. Si se trabaja con artículos con una vida útil corta, este cálculo puede hacerse por mes o durante la vida útil (más compleja) del producto.

Otra cuestión importante en el cálculo del stock logístico es la relativa a tomar como referencia valor o cantidad. Se recomiendo trabajar sobre una base de valor (coste) y no de cantidad, porque esta acción representa sus activos fijos. Si mejoran los precios de compra, mejora la rotación de las existencias en valor (no en cantidad).

¿Tienes claro ya cómo averiguar el stock logístico que tu empresa necesita?

POST - TOFU - Eficiencia costes logísticos

Créditos fotográficos: ipopba y StockRocket


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario