Test de inteligencia emocional: tipos y utilidades

La inteligencia emocional, al igual que otros rasgos como la inteligencia general, la extraversión o la apertura de mente, se pueden considerar como algunas de las muchas partes de la personalidad de un individuo. Para conocerla mejor, para poder estudiarla, para tener la capacidad de analizar es necesario apoyarse en un test de inteligencia emocional. Esta herramienta proporciona datos objetivos sobre un ámbito donde la subjetividad es omnipresente, información imprescindible para poder formarse una visión precisa y alejada de intuiciones sobre la psicología de la personalidad de un individuo.

Te explicamos cómo evaluar la inteligencia emocional y qué tipos de test se pueden hacer.

Test de inteligencia emocional

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre profesionales de la logística

Para qué sirve el test de inteligencia emocional

Antes que nada, es importante aclarar qué es la inteligencia emocional, ya que su vinculación con aspectos intangibles  e introspectivos hace que sea difícil definir en qué consiste exactamente.

La inteligencia emocional es la capacidad que tiene cada individuo para gestionar las emociones propias y de los demás, para adaptarse a diferentes tipos de situaciones sociales con éxito y, en esencia, interactuar hábilmente con otras personas.

Tener una alta inteligencia emocional (IE) puede significar comportarse adecuadamente en cualquier situación social, lo que sin duda beneficia la salud mental. Por ende, desarrollar la inteligencia emocional y poder aplicarla en el día a día va en proporción directa con la felicidad.

TEXT - TOFU - Profesionales más buscados [Duplicate]

Muchas personas con inteligencia emocional alta han demostrado un mayor rendimiento laboral que aquellas con un alto cociente intelectual, pero de escasa IE. Las razones pueden ser muy diversas; más allá de encajar con sus compañeros de trabajo, el primer tipo de personas consigue dejar a un lado lo que influye en sus sentimientos, toma decisiones más positivas y tiene mayor capacidad para no actuar condicionada por sus emociones. Por todo ello, hoy en día la inteligencia emocional es un indicador de éxito tan relevante como el cociente intelectual.

Test de inteligencia emocional: Relevancia para las empresas o los estudios

Desde que Daniel Goleman publicó el libro Emotional Intelligence, en 1995, este concepto, así como su forma de medirlo, no ha pasado desapercibido.

Yale y otras escuelas superiores de gestión llevan ya más de siete años tomando en consideración la inteligencia emocional de los solicitantes de sus cursos Máster. Esta incorporación a un proceso, altamente selectivo de por sí, se debe a la idea de que el liderazgo requiere las capacidades de:

  • Leer a la gente con precisión.
  • Entender y manejar las emociones propias y ajenas.
  • Comunicarse efectivamente.
  • Adaptarse rápidamente al cambio y la diferencia.

Generalmente, es difícil encontrar individuos que acierten al tratar de estimar su inteligencia emocional. Aquí es donde el test de inteligencia emocional cobra importancia:

  • Por una parte, para las organizaciones, escuelas y empresas que quieren evaluar el potencial de un candidato, haciendo una aproximación de la efectividad con que podrá desarrollar sus competencias en el futuro.
  • Por otra, para el propio individuo que, conociendo sus puntos débiles puede trabajar sobre ellos para mejorar, como persona y también como profesional.

¿Cómo saber si una persona tiene inteligencia emocional?

Según Daniel Goleman hay cuatro grandes bloques en los que una persona con inteligencia emocional puede destacar. Estos son la autorregulación de las emociones, para dirigir las sensaciones que tengamos hacia aspectos positivos; el autoconocimiento, para tener una mayor satisfacción con uno mismo; la empatía y las habilidades sociales. Estas dos últimas entran en el terreno interpersonal y son también muy importantes para la convivencia colectiva.

Por otra parte, y pese a que debemos atenernos a un test de inteligencia emocional desarrollado por especialistas y científicamente válido, hay determinados rasgos o señales que pueden indicarnos si tiene un buen cociente emocional. A continuación citamos algunas de estas señales:

  • Capacidad para identificar las propias emociones: La autorreflexión es muy apropiada, ya que saber con precisión cómo nos sentimos hará que sea más fácil llegar a la causa. Aquí se incluyen los propios pensamientos acerca de los estados de ánimo.
  •  Capacidad de comunicación y de mantener buenas relaciones sociales: Estas personas no se enfadan u ofenden con facilidad. Al no bloquearse frente a discusiones o situaciones que alteran el estado de ánimo, las personas con inteligencia emocional evitan las malas experiencias sociales. 
  • Tienen conciencia social: Esta habilidad se caracteriza por el buen juicio respecto a una mayoría social y saben comprender a las demás personas, lo que se resume en las palabras empatía y asertividad.
  • Se adaptan al cambio: El miedo al cambio genera un efecto paralizante, por lo que saber tomárselo como un desafío y ser flexibles es de gran ayuda para afrontar situaciones alejadas de la zona de confort.
  • Saben buscar la motivación, permitiéndoles conservar el control de su propia felicidad.
  • Son autocríticas: Este es un recurso muy valorado a nivel profesional, ya que, desde un punto de vista constructivo esta habilidad aporta una visión más realista sobre sus propias competencias, aspiraciones o progresos, pudiendo mejorar día tras día.

tipos de inteligencia emocional

¿Cómo se puede evaluar la inteligencia emocional?

Los psicólogos y especialistas en la materia han desarrollado en los últimos años una variedad de métodos que permiten evaluar partes individuales de la personalidad, en vez de abordarla como un todo, dificultando la extracción de conclusiones y la interpretación de resultados. 

Hay que dejar claro que un test de inteligencia emocional se distingue de otras herramientas similares por:

  • Ser capaz de medir una parte específica de la personalidad.
  • Dirigirse por completo al estudio de esa condición o característica que se desea analizar, no siendo aplicable a la medición de otros campos.
  • Componerse de un tipo particular de prueba enfocada a la medición de la inteligencia.

Los test de inteligencia emocional que más se emplean habitualmente son aquellos en cuyo enunciado plantean distintos tipos de problemas emocionales (en el trabajo, en la vida personal, en entornos poco familiares, etc.). En las diferentes opciones de respuesta deberemos elegir con sinceridad cómo resolveríamos la situación para que puedan evaluar cómo reaccionaríamos ante tales acontecimientos.

¿Cuáles son los tipos de test de inteligencia emocional? 

Existen, principalmente, dos tipos de test de inteligencia emocional:

  • Las pruebas específicas de habilidad: que miden una habilidad específica clave relacionada con la inteligencia emocional, como puede ser la capacidad para identificar con precisión la emoción en los rostros.
  • Los test de integración general: a través de los que se somete a pruebas a una serie de habilidades de inteligencia emocional específicas para proporcionar una visión global de la inteligencia emocional de un individuo.

Sin embargo, últimamente, la escala de inteligencia emocional multifactorial es el tipo de test de inteligencia emocional más aplicado, por su completitud y la perspectiva que brinda. En esta prueba se miden las cuatro ramas de la inteligencia emocional desarrolladas por los doctores Salovey y Mayer, que son:

  • La identificación de las emociones: estudia la capacidad de reconocer los propios sentimientos y los de las personas más cercanas.
  • El uso de emociones: evalúa la capacidad de generar una emoción y luego la habilidad de gestionarla de forma racional.
  • La comprensión de las emociones: analiza la capacidad de comprender las emociones complejas y las cadenas emocionales, es decir, el proceso mediante el que las emociones evolucionan de una etapa a otra.
  • La gestión de las emociones: investiga la capacidad del individuo para gestionar de manera efectiva sus propias emociones y las de los demás.

Si ya eres consciente de la importancia de realizar test de inteligencia emocional es que ya estás preparado para valorar las conductas emocionales positivas y las competencias sociales en el ámbito empresarial. La clave para generar un buen ambiente en el trabajo.

POST - TOFU - Profesionales más buscados [Duplicate]

Post relacionados:


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario