Disponer de organigramas dentro de una organización es una tarea fundamental para conseguir el buen funcionamiento de ésta. Frente a esto surge la pregunta, ¿qué tipos de organigramas tiene una empresa a su alcance y cuál debe emplear?

 

Por qué establecer un organigrama en la empresa

Antes de entrar en materia y ver qué tipos de organigramas existen, es necesario saber qué papel juegan estos y porqué es necesario invertir tiempo y dedicación en establecerlos.

El organigrama es una herramienta de carácter gráfico que ayuda a que, a simple vista, se pueda ver la estructura de una organización. Este elemento es de carácter informativo y ayuda a presentar la jerarquización de la empresa y, dependiendo del tipo de organigrama, incluso presenta al personal responsable de cada departamento.

 

Formación para la carrera en Supply Chain

 

Para que un organigrama sea útil, éste debe ser sencillo y fácil de entender. No tiene porqué mostrar al detalle todos los elementos de la empresa, únicamente los de mayor importancia y relevancia para poder comprender la estructura empresarial de la compañía. Por último, remarca que el organigrama no es fijo, es como un retrato de la organización en un momento determinado, por lo que éste deberá ir modificándose a medida que en la empresa se acontezcan cambios.

 

Tipos de organigramas que existen

Existen diferente tipos de organigramas en función de lo que se necesite expresar o plasmar a través del mismo. En base a esto, existen diferentes clasificaciones que se pueden dar a los mismos: por su naturaleza, finalidad, contenido, ámbito o, simplemente, por cómo se presentan gráficamente.

Tipos de organigramas por su naturaleza

Dentro de este tipo de organigrama encontramos tres clasificaciones:

  • Microadministrativos. Únicamente contemplan algunas áreas de una única empresa o bien desarrolla la misma de manera global. Este tipo de organigrama ayuda a conocer mejor la organización gracias a la clasificación que se plasma en ella.
  • Macroadministrativos. Se caracterizan por involucrar a más de una organización, un tipo de organigrama que ayuda a conocer mejor otro tipo de organizaciones. Como desventaja, mencionar que puede ayudar a conocer más otras organizaciones que a fondo la empresa de uno mismo.
  • Mesoadministrativos. Pese a ser un término más enfocada al sector público, también se puede emplear al sector privado. Hace referencia a un organigrama en el que se contemplan empresas del mismo ramo de actividad o del mismo sector. El punto positivo de este organigrama es que ayuda a conocer la relación entre diferentes empresas, algo que, utilizado de mala manera puede provocar una filtración de información.

Tipos de organigrama por su finalidad

  • Informativos. Su finalidad es informar a un público generalista, por lo que debe incluir información no especializada.
  • Analítico. Este tipo de organigrama permite un análisis más amplio de la manera organizacional de la empresa, por lo que su objetivo es dar información a personas especializadas.
  • Formal. Son aquellos organigramas de funcionamiento formal y aprobado.
  • Informal. Cuando no cuenta con un documento que lo apruebe.

Tipos de organigrama por su contenido

  • Integrales. Se representan todas las unidades que forman la organización de la empresa y las relaciones de jerarquía y dependencia que existen entre ellas.
  • Funcionalidades. Incluyen las principales funciones que cada área o departamento tiene asignadas así como las interrelaciones entre ellos. Esto ayuda a obtener una visión amplia de qué capacitación necesita el personal de cada área.
  • De puestos, plazas y unidades. Se centra en indicar el número de puestos y plazas que se precisan para el buen funcionamiento de cada área.

Tipos de organigrama por su ámbito

  • General. De este organigrama se obtiene información general hasta cierto nivel de jerarquización. A nivel del sector público se suele llegar hasta la dirección y, en el sector privado, hasta la línea de oficinas.
  • Específico. Se centra en mostrar la estructura, de manera sencilla, de una única área.

Tipos de organigrama por su disposición gráfica

  • Vertical. Organiza la jerarquía de arriba a bajo desplegando hacia abajo ésta. Por su sencillez es el más empleado.
  • Horizontal. Va de izquierda a derecha, colocando a la persona responsable siempre a la izquierda.
  • Mixtos. Una mezcla de los dos anteriores que suele ser recomendado para organizaciones con muchos departamentos.
  • De bloque. Muy similares a los verticales, pero añadiendo más unidades en espacios más reducidos.
  • Circulares. La jerarquía empieza de dentro, hacia afuera, estando en el centro el máximo responsable.

 

Una vez vistos todos es necesario que, de manera interna, la empresa necesite saber qué quiere plasmar en el organigrama para decantarse por unos tipos u otros.

 

Formación para la carrera en Supply Chain