Tipos de embalaje: ejemplos y novedades

Un reciente estudio revelaba que los productos con reclamos de sostenibilidad superan en ventas a los que no lo hacen. Nuevos tipos de embalaje deberían poblar las cintas transportadoras en los almacenes logísticos y llenar contenedores y camiones y, sin embargo, no lo hacen.

 

Packaging más respetuoso con el medio ambiente: problemas con solución

Aunque una encuesta de Sostenibilidad del Cliente de 2019 en la que dos tercios de los encuestados confirman que “consideran el impacto ambiental al tomar decisiones de compra y están dispuestos a pagar más por productos ecológicos”, en la práctica, parece que el problema es que no hay suficientes opciones sostenibles disponibles para satisfacer la demanda.

TEXT - TOFU - Sostenibilidad SC

Entonces, ¿cuál es la solución? Por un lado, aunque muchas marcas afirman tener una estrategia de sostenibilidad en marcha, están teniendo problemas para producir envases reciclados. Esto se debe, no solo a la baja disponibilidad de materia prima, como plástico reciclado de primer nivel debido a la supuestamente reducida calidad de la resina reciclada (el embalaje ecológicamente responsable es difícil de diseñar, y los diferentes tipos de plásticos no se pueden reciclar como uno solo) sino también debido por las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria.

Superar estos problemas no es imposible, solo requiere un poco de innovación. Estas compañías están preparando bioplásticos y alternativas plásticas, iniciativas de cambio de comportamiento, cajas rediseñadas, sistemas de producción circulares y más.

Más allá del plástico, existen alternativas donde también se avanza hacia una realidad más sostenible en Supply Chain.

Ejemplos de sostenibilidad en los tipos de embalaje

Según Packhelp, el cartón que se usa en las cajas que recorren la cadena de suministro de extremo a extremo es biodegradable en un porcentaje que supera el 80 %. Los bioplásticos surgen como alternativa principal, también usada por bastantes empresas que priorizan la sostenibilidad entre sus valores corporativos. Maíz o soja son la base de este tipo de “plásticos” que respetan al medio ambiente al no dañar el ecosistema.

Sin embargo, todas estas cajas y tipos de embalaje todavía necesitan de cinta adhesiva para sellarse y proteger la mercancía que contiene. Es una cuestión práctica, pero también de seguridad. La calidad del servicio que se ofrece a los clientes depende en gran medida de la integridad del contenido que llega a sus manos en un recipiente que será acogido de mucho mejor grado si es sostenible.

¿Cuál es la solución?

Lo cierto es que la conciencia ambiental es uno de los principales impulsores de la innovación, y eso se puede comprobar en los tipos de embalaje que existen hoy día, pero también en las opciones de sellado que se empiezan a anteponer a la cinta plástica adherente tradicional. Entre las alternativas que hay en el mercado se encuentran las siguientes:

  1. Boxlatch. Es un componente reutilizable que permite cerrar fácilmente las cajas, de forma segura.
  2. Brown Paper Tape. Asegura una presentación más cuidada, es más económico que la cinta adhesiva, resistente a los cambios de temperatura y, lo más importante, sostenible.

Incluso las cajas de cartón pueden tener los días contados. Entre los tipos de embalaje que llegan con más fuerza a supply chain se encuentra 3M Flex & Seal, una solución eficiente, resistente al agua, adaptable y que garantiza la protección de la mercancía transportada.

¿Conocías estos tipos de embalaje? ¿Tienes pensado demostrar la conciencia medioambiental de tu marca con medidas concretas?

POST - TOFU - Sostenibilidad SC

Créditos fotográficos: prapann y Wavebreakmedia


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario