El transporte intermodal es uno de los más utilizados en comercio exterior, ya que simplifica el proceso de exportación al facilitar la logística de las operaciones y el control de costes. La principal alternativa a este medio de transporte es el multimodal, por ser mucho más práctico y seguro que el segmentado y mucho más eficiente que el unimodal o el combinado, que presentan desventajas por su alcance, organización y resultados.

 

Imagen

Créditos fotográficos: NOAA´s National Ocean Service

Transporte intermodal vs transporte multimodal en el comercio internacional

El transporte intermodal y el multimodal mueven mercancías usando dos o más medios de transporte, sin embargo, aquí terminan las similitudes. Sus principales diferencias son que, mientras que en el transporte intermodal se emplean Unidades de Transporte Intermodal (UTI), en el multimodal, aunque se garantiza que no existe ruptura de la carga, no se utilizan las UTIs.

Otra de sus diferencias más importantes tiene que ver con la documentación. El transporte multimodal emplea un único documento de transporte, el FIATA Bill of Landing que se utiliza en todos los medios de transporte que intervienen en el traslado de la mercancía. No así en el caso del transporte intermodal.

Además, existen otros puntos que distinguen ambas opciones de transporte internacional:

Transporte Intermodal Transporte Multimodal
No es necesaria la intervención de operadores ya que uno de los transportadores se encarga de organizar la secuencia. Necesaria intervención de un MTO (operador de transporte multimodal).
Requiere de distintos documentos de acuerdo a cada medio de transporte interviniente en la operación. Flete único globalizador.
Necesidad de plataforma logística que garantice la rapidez en el cambio de medio de transporte intermodal. Necesidad de infraestructuras de distinto tipo atendiendo al medio de transporte implicado en cada caso. Las principales son centros de carga aérea, centros de transporte, zona de actividades logísticas y puerto seco.
No hacen falta intermediarios para levar a cabo tareas de coordinación. Necesidad de intermediarios que actúen coordinando las distintas fases del transporte y las interacciones entre cargadores y transportistas.
Los bienes se contienen dentro de contendores, semirremolques o cajas móviles. Los bienes pueden contenerse dentro de un contendor, una caja móvil o sobre un pallet.
Menores tiempos de tránsito.  Tiempos de tránsito algo más dilatados.
Menores requerimientos de seguridad. Mayor índice de inspecciones, tanto en vías de comunicación, como en terminales.
Mayor eficiencia:- Reducción de tiempos de carga y descarga.- Reducción de los controles.- Disminución de daños y robos.- Posibilidad de emplear métodos tecnológicos de seguimiento de la mercancía muy efectivos. Menor eficiencia:- Al depender de las infraestructuras locales que pueden causar retrasos si no son adecuadas.- Si se producen errores de coordinación entre alguna de las partes.
Comodidad para el usuario. Aunque el poder de negociación es mayor que en el transporte intermodal, el usuario pierde en comodidad.
Integración de la operación. Falta de integración de la operación comercial que provoca mayor complejidad en cuanto a documentación, planificación y control.
Precios no tan bajos como en el multimodal, aunque competitivos. Precios muy reducidos.

 

Nuevas oportunidades comerciales se ven propiciadas gracias a estos dos medios de transporte internacional y, en especial, gracias a su combinación con los avances tecnológicos que garantizan un mejor servicio en el que se gana en calidad y seguridad.

Para conocer más información sobre el transporte intermodal se puede visitar la página web del Ministerio de Fomento.

Post relacionados:


EOP - CTA BOFU Blended POST