ID-100256959El transporte aéreo supone uno de los mayores avances de la logística moderna. Actualmente, cualquier empresa puede dejar un paquete a un operador logístico y en pocas horas la mercancía puede llegar a cualquier parte del mundo con total seguridad en cuestión de plazos de entrega y condiciones.

La logística aérea comenzó a utilizarse para envíos urgentes aprovechando la velocidad del transporte, pero hoy en día es un método de envío cada vez más utilizado, sobre todo para los regulares.

Al tratarse de un medio tan moderno, los usuarios se ven beneficiados por las tecnologías de última generación aplicadas a la logística, que evita numerosos errores en las entregas y los respectivos retrasos provocados por confusiones o contingencias propias del transporte por mar o carretera. Los procesos están informatizados y las tarifas, destinos y vuelos figuran en numerosas bases de datos internacionales a las que podemos acceder de forma inmediata vía Internet.

A la hora de contratar un transporte aéreo tenemos que valorar una serie de ventajas y desventajas que ofrece este medio de transporte y, así, poder escoger adecuadamente según la necesidad de cubrir plazos de entrega, la seguridad, el coste o la agilidad de tramitación, entre otros factores. Como ventajas principales podemos destacar:

La velocidad

Es el argumento con más peso a la hora de decidirnos por el transporte aéreo. En este sentido, no hay ningún otro medio de envío que pueda compararse con el transporte aéreo.

Los envíos en los que prime la velocidad ante cualquier otra variable se realizarán por este medio. Como comentaremos más adelante, el transporte aéreo tiene un alto coste, por lo que tenemos que valorar qué beneficios aportará utilizar este medio frente a otros más tradicionales.

Nos podemos encontrar con el caso de que una mercancía fabricada en un país sea necesaria para una cadena de montaje en una planta industrial en otro país, de manera que la ausencia de este producto pueda provocar la paralización de la cadena, provocando unos costes muy altos por inactividad. Las cadenas de montaje funcionan con un sistema de compras con plazos muy ajustados y suelen requerir de sistemas que complementen al transporte por carretera tradicional ante posibles incidencias. Un ejemplo es el de la industria del automóvil.

La seguridad

Cuando se trata de garantizar que el transporte de una mercancía no dañe un paquete, el envío aéreo es la solución más acertada por varias razones:

  • El riesgo de accidente aéreo es mínimo.
  • El tiempo del transporte es muy reducido comparado con carretera y buque, por lo que la posibilidad de que surjan incidencias durante el envío es muy improbable. Se evitan zonas con condiciones climatológicas adversas, atascos, confusiones, etcétera.
  • Las regulaciones de entrega, manipulación, seguridad y carga y descarga son muy estrictas en los aeropuertos lo que ofrece una garantía para la integridad del envío.

Agilidad administrativa

Los agentes especializados en el transporte aéreo se caracterizan por aportar sencillez y agilidad al transporte. Como comentábamos en la introducción del artículo, el sector logístico aéreo cuenta con avanzados sistemas informáticos que facilitan las gestiones y trámites para la obtención de los documentos necesarios para el transporte de la mercancía.

Las desventajas que hay que tener en cuenta si nos decantamos por la elección de este tipo de transporte son las siguientes:

Alto coste

El coste de un transporte aéreo se calcula por peso, mientras que el de carretera o marítimo el coste suele ser por volumen. Este tipo de consideración ya limita de entrada la elección de un envío.

Para ver claramente la diferencia hemos consultado unas tarifas a un operador on-line (http://www.icontainers.com/) para un paquete de 500 kg de peso y 3m3 de volumen para un transporte entre Barcelona y Miami. El resultado es el siguiente:

Tipo de transporte Días de viaje Coste
Avión 2 1.827€
Buque (grupaje) 15 290€

Limitaciones

Podemos encontrar limitaciones por los siguientes motivos:

  • Peso de la mercancía, ya que puede exceder de la capacidad de carga del avión.
  • Volumen, ya que las puertas de las bodegas tienen unas dimensiones ajustadas.
  • Falta de oferta, ya que podemos encontrarnos en momentos puntuales del año en los que la capacidad global esté ya absorbida por la demanda de envíos. Por ejemplo, en el momento del lanzamiento del iPad, la demanda de envíos fue tan alta que no hubo medios suficientes para satisfacer los transportes. La consecuencia fue el encarecimiento en un 20% del coste del flete.

Como podemos observar el transporte aéreo tiene unas características que limitan mucho el tipo de mercancía a enviar, ya que se tienen que evitar productos pesados o voluminosos. Pero pude resultar muy útil para mercancías como bienes perecederos, envíos de reducido tamaño, productos de valor o envíos urgentes.

Post relacionados:

POST - TOFU -  7 herramientas de calidad [Duplicado]