Clustering, regresión, asociación, clasificación… existen muchas técnicas de minería de datos diferentes que pueden emplearse para gestionar la incertidumbre en la cadena de suministro. La minería de datos puede crear una mejor coincidencia entre la oferta y la demanda, reduciendo o incluso eliminando las existencias, permite entender las necesidades, referencias y comportamientos de los clientes; conocer mejor el propio negocio, a sus proveedores, socios y componentes.

Es habitual que se utilice la minería de datos en la fijación de precios, la promoción y el desarrollo de productos, sin embargo, existen muchas más oportunidades y aplicaciones de este tipo de técnicas en supply chain. Entre las más rentables se encuentran las que tienen que ver con el apoyo que presta a la gestión de la cadena de suministro, en especial en lo que concierne a la minimización de la incertidumbre. Data mining permite dotar al sistema del equilibrio necesario para garantizar el ajuste entre oferta y demanda.

 

Complejidad, minería de datos y cadena de suministro

La complejidad de la economía mundial ha traído nuevas oportunidades para la cadena de suministro global, pero también un mayor riesgo de interrupción y un aumento de la incertidumbre.

La volatilidad y la incertidumbre han hecho que los modelos tradicionales de gestión de la cadena de suministro queden obsoletos, al no contar con el respaldo suficiente para hacer frente a las nuevas amenazas.

La adopción de nuevas técnicas de análisis, enmarcada en una cultura del dato, y apoyada por el uso de técnicas de minería de datos es la medida más efectiva para lograr un supply chain más flexibles y resiliente.

Aunque no todas las situaciones son predecibles, la minería de datos puede apoyar la resolución de distintas cuestiones logísticas complejas desde diferentes ángulos, por ejemplo:

  • Permitiendo identificar la ubicación óptima para un centro de distribución.
  • Seleccionando a los mejores proveedores de servicios logísticos.
  • Facilitando la monitorización de los patrones de consumo de varios productos en diversas localizaciones.

La gran ventaja de la minería de datos es que, no sólo utiliza un enfoque basado en descubrimiento, en el que se emplean algoritmos de coincidencia de patrones y otros para determinar las relaciones clave en los datos; sino que también describe los pasos que deben tomarse para asegurar resultados significativos que logren dar un impulso a la eficiencia del sistema.

En definitiva, la minería de datos puede minimizar los costos y maximizar los beneficios, al optimizar la función de planificación y reducir los riesgos asociados a la incertidumbre.

Entre los usos de la minería de datos en supply chain más extendidos se encuentran los relacionados con la gestión de inventario y el diseño de la cadena de suministro, que tienen un efecto positivo directo sobre los resultados de las operaciones y sobre la satisfacción del cliente.

¿Cuáles son las técnicas que más empleas en la gestión de tu cadena de suministro? ¿Qué herramientas de minería de datos utilizas? ¿Cuentas en plantilla con perfiles especializados en análisis y minería de datos?