CMR vs albarán: diferencias entre ambos y con la factura

Más que hablar de la diferencia entre CMR vs albarán, habría que usar la terminología adecuada y hacerlo de CMR, que es un albarán, y carta de porte.

En el comercio existe un tipo de documento para cada modo de transporte, por ejemplo, el CMR para transporte por carretera o el conocimiento de embarque para el marítimo. A su vez, los productos transportados en unidades de transporte multimodal usan un documento llamado Conocimiento de embarque multimodal FIATA.

Hoy día, además de estas diferencias, aparece una más, que es la que separa la documentación en papel, formato tradicional, y la que tiene soporte electrónico, como el e-CMR.

Así, otra cuestión que cabría plantearse sería entre el formato electrónico de CMR vs albarán, entendido éste como su versión en papel.

 

¿Qué es CMR?

El documento de transporte CMR es una carta de porte internacional utilizada por los conductores, operadores y transportistas. Por lo general, tanto no cabría plantear la diferencia e – CMR vs albarán, en lo que respecta a la elaboración de este documento, que suele estar preparado por el vendedor/ exportador y el agente de carga y está dirigido al comprador / importador y al transportista.

 

TEXT - TOFU - e-Logistics

 

El transportista generalmente completa el formulario, pero el remitente, en otras palabras, el vendedor o exportador, es responsable de la exactitud de la información y debe firmar el formulario cuando se recogen los bienes. El destinatario también firmará el formulario en la entrega, que es esencial para que el transportista pueda confirmar la entrega de los bienes y justificar el pago de sus servicios.

Sin embargo, el documento de transporte CMR no es un documento de titularidad y, por lo tanto, no es negociable, aunque de él se derivan responsabilidades para las dos partes del contrato para el transporte internacional de mercancías por carretera.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre CMR vs albarán vs factura?

Como ya se exponía en líneas anteriores, el CMR puede considerarse albarán, a no ser que se empleen los términos para diferenciar la versión electrónica de la tradicional en soporte papel del documento. En este caso, e – CMR vs albarán indicaría una diferencia clara, la de un soporte digital y una gestión telemática vs un formato papel y una gestión manual.

Sin embargo, en lo que respecta a la factura las diferencias son mayores, ya que:

  • El CMR es un documento de entrega y sirve como justificante del estado de la mercancía que el comprador recibe cuando el transportista le entrega su pedido.
  • La factura es obligatoria en la transacción comercial y, además, cumple una función tributaria, de ahí que deba incluir la contraprestación total de la mercancía entre sus datos, además del tipo impositivo.

 

¿Qué es un e – CMR?

El e-CMR es la versión digital del albarán. En su modalidad electrónica, este documento tiene dos ventajas que lo hacen más conveniente que en formato papel. Se trata de las siguientes:

  • Ahorra costes. Elimina el uso de papel y permite una organización mejor y más rápida al acelerar la transmisión y la facturación.
  • Impulsa la transparencia. El e-CMR hace posible el intercambio de información en tiempo real y asegura datos más precisos, de mayor calidad y con sin errores manuales.

 

En un esfuerzo por simplificar el transporte internacional, se han introducido normas técnicas para apoyar la creación y el intercambio de notas de envío electrónico (e-CMR) para el transporte de mercancías por carretera. El desarrollo de nuevos estándares facilitará el intercambio de datos sin problemas, eliminando las limitaciones asociadas al uso de diferentes servicios de e-CMR con distintos estándares, que dificultan la cooperación y ponen trabas a la interoperabilidad.

¿Con cuál de las dos versiones de este documento te quedas: e – CMR vs albarán?

 

Créditos fotográficos: ridofranz y SIphotography

 

POST - TOFU - e-Logistics


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario