Actualmente, el 80% de la población de América Latina vive en las ciudades, lo que supone 470 millones de personas concentradas en núcleos rurales. Se calcula que esta población aumente hasta los 133 millones en 2030 y que la tasa de motorización se triplique.

Los serios problemas que nuestras ciudades están sufriendo con relación a la congestión y contaminación se deben precisamente a esa tendencia de motorización, el crecimiento poblacional y la poca planificación urbana y de transporte.

TEXT - TOFU - Radiografía cds global

Tráfico y gestión de las mercancías

Con este aumento de población, las necesidades de distribución de recursos aumentan considerablemente acordes a las necesidades. La distribución urbana de mercancías es responsable de parte de la congestión en las ciudades, contribuye a aumentar el número de viajes diarios, pero también tiene una relación directa con la competitividad de las ciudades.

3D rendering of generic transportation concept at dawn

Con el fin de abaratar costes de productos y hacer más atractivos los negocios, las mercancías deben llegar a su destino de la manera más eficiente, al menor costo y en el menor tiempo posibles. La presencia de los camiones puede llegar a ser realmente molesta en el centro de la ciudad, pero no debemos olvidar su cometido: la distribución de mercancías. El camión es el principal modo de transporte terrestre en América Latina, responsable de la movilización de más de 70% de carga.

Distribución de producto en América Latina

En América Latina y el Caribe, se identifican datos como el de Colombia, con 1.582 empresas de transporte de mercancías matriculadas (un número muy bajo si lo comparamos con México, más de 60.000 empresas, y Brasil con más de 45.000 empresas). De estas empresas de transporte, el 32%  no son propietarios de los vehículos (leasing) y las que son propietarias tienen en promedio 5 camiones. Sólo 23 empresas poseen más de 200 camiones. En este contexto, ¿cómo afecta esta organización en la dinámica urbana?

El estudio “Metodología para analizar y cuantificar los impactos de la congestión en cadenas logísticas de ciudades latinoamericanas” tiene como objetivo identificar el costo que supone la congestión en el precio final de las mercancías y plantear nuevas soluciones para conciliar la circulación de carga, además de buscar aligerar la congestión. Este estudio se ha realizado desde la División de Transporte del BID con el Centro de Excelencia de Sistemas Sostenibles Urbanos de Carga (VREF) del Rensselaer Polytechnic Institute (RPI).

 

Esta metodología permite obtener una métrica del costo de la congestión para la ciudad, identificar los corredores más congestionados y establecer los sobrecostos y sobretiempos que la congestión vehicular causa a la economía de las ciudades. Como parte del estudio de la metodología, se ha realizado un piloto en 3 ciudades, que representan 3 modelos urbanos diferentes: una ciudad puerto como Barranquilla, una capital céntrica como Santiago de Chile y una mega ciudad como São Paulo.

 

Con el resultado de estos datos es posible determinar cómo mejorar el tránsito y reducir tiempos de distribución y costos asociados, e identificar cuáles son las políticas óptimas para mejorar el transporte de cargas en las ciudades y definir las mejoras de la regulación. Además, es posible aplicar soluciones, como la distribución nocturna de mercancías y la delimitación de zonas exclusivas de carga y descarga para que los camiones no afecten al tráfico. Ante estos retos, las ciudades precisan implementar métodos colaborativos entre el sector público y privado en el transporte urbano de carga.

Lee más sobre transporte de mercancías:

 

POST - TOFU -  Radiografía CdS