Es habitual que una operación comience con la solicitud de precios de un comprador interesado en la oferta que le podemos hacer. Este cliente potencial puede ser local o internacional y, en este post nos centraremos en el segundo caso. Para saber cómo hacer un presupuesto para la exportación hay que tener en cuenta una serie de detalles que aseguran que la cotización reúne los requisitos mínimos.

 

Cómo hacer un presupuesto para la venta internacional en 8 pasos

Una vez se recibe la solicitud de cotización del comprador hay que tener claro cómo hacer un presupuesto para la exportación. Aunque muchas veces se empleará la misma estructura de una factura proforma, si esta declaración formal es aceptada por el cliente potencial se habrá alcanzado un acuerdo vinculante para ambas partes.

La cotización cumple una doble función, ya que:

  • Por una parte, sirve como declaración formal de promesa de la empresa que la emite, que se compromete a entregar ciertos bienes o servicios al precio especificado y dentro del plazo de tiempo que se detalla.
  • Por otra, beneficia al posible cliente, al brindarle la información necesaria para determinar lo que debe en obligaciones, tarifas e impuestos.

Quienes saben cómo hacer un presupuesto para la exportación y tienen experiencia en su elaboración no necesitan una guía a la hora de enfrentarse al proceso. Sin embargo, para quienes empiezan puede resultar conveniente apoyarse en una lista de verificación, como la que proponemos, que consta de 8 pasos:

 

TEXT - TOFU -  Eficiencia Costes logísticos

 

  1. Nombre de la empresa que la emite (exportadora), junto con su dirección, información de contacto y también número de identificación fiscal.
  2. Fecha y lugar donde se acuerda la venta de la mercancía.
  3. Nombre completo, dirección, datos de contacto del comprador y, preferiblemente, también su número de identificación fiscal.
  4. Nombre completo, dirección, información de contacto y número de identificación tributaria de la parte destinataria del envío.
  5. Descripción detallada de la mercancía, donde no pueden faltar datos acerca del nombre de los bienes a exportar, calidad, marca, categoría, referencia de venta, país de origen, cantidad y precio unitario.
  6. Incoterm y ubicación asociada con este término comercial, como referencia de las condiciones de transporte y entrega de la mercancía que se proponen.
  7. Bienes y servicios proporcionados por el comprador para el producto de la mercancía (por ejemplo, herramientas, troqueles, moldes o trabajos de ingeniería).
  8. Información adicional relevante, como pueden ser los requisitos de licencia de importación, certificaciones y declaraciones adicionales requeridas por el país del comprador; certificaciones emitidas por el gobierno del país exportador, forma de pago y fecha de vencimiento de la obligación de pagar, lugar donde se considera que se producirá la transferencia del título de propiedad del exportador al importador, leyes de aplicación y método y lugar escogidos para la resolución de conflictos, caso de que se produjeran.

Una vez se formaliza la cotización y se envía ya se está un paso más cerca de la finalización con éxito de un contrato de venta internacional. ¿Ya sabes cómo hacer un presupuesto para la exportación?

Créditos fotográficos: butenkow / prachanart

 

POST - TOFU - Eficiencia costes logísticos