Tradicionalmente, los sistemas de CRM eran aplicaciones internas, instaladas y ejecutadas dentro de los límites de los servidores de la organización pero, hoy día el CRM en la nube es cada vez más habitual. El motivo de esta migración al entorno cloud tiene que ver con la globalización. Los cambios en las economías de todo el mundo han aumentado de manera significativa el grado de competencia entre las empresas, que se dan cuenta del carácter crítico de la gestión de la cadena de suministro.

ID-100259428

Créditos fotográficos: hywards

Las ventajas del CRM en la nube para la cadena de suministro

Apoyarse en las tecnologías de la información es una opción inevitable para las organizaciones que proporcionan bienes y servicios al cliente, las cuales deben tratar de garantizar la mejor calidad a un precio lo más ajustado posible. A la dificultad de lograr este objetivo, hay que añadirle lo complicado de adaptarse a los requisitos de la demanda, que cambian rápidamente.

La volatilidad inherente a los mercados obliga a las empresas a adoptar un sistema de gestión de la cadena de suministro más dinámico, muy en línea con la forma de trabajar que se consigue gracias al CRM en la nube. Se trata de una prueba más del cambio significativo en la arquitectura del supply chain que se ha vivido en las dos últimas décadas, donde se ha observado:

  • Una mayor predominancia del automatismo.
  • El creciente apoyo de la tecnología para ganar en flexibilidad.
  • La transición hacia modelos de negocio más dinámicos apoyados por las nuevas aplicaciones y entornos.

Hoy en día, los sistemas de gestión de clientes, sus aplicaciones y los datos que en ellas se contienen, se alojan en los servidores de los proveedores de CRM, en su centro de datos, al que se accede a través de un navegador. CRM en la nube es un Software-as-a-Service (SaaS), que también se conoce como CRM en línea o CRM Web. Esta modalidad de uso tiene una serie de ventajas técnicas y de precios:

  1. No es necesaria la inversión en infraestructura, ya que no se precisanservidores localespara ejecutar elCRM.
  2. Se evita el pago de las licencias de software asociadas al servidor o la aplicación.
  3. No hace falta ocuparse del mantenimiento, puesto que de eso se encarga el proveedor del servicio de CRM en la nube.
  4. El problema de las actualizaciones queda resuelto por la misma razón.
  5. Igual que sucede con las copias de seguridad.
  6. Los usuarios pueden acceder al sistema desde cualquier lugar.
  7. El CRM en la nube queda blindado a problemas que hacen vulnerables a los que se alojan en entornos locales, como los relacionados con las interrupciones del suministro eléctrico.
  8. Se paga por lo que se consume, en función de un sistema de cuotas mensuales, o trimestrales, que permiten a los clientes del proveedor beneficiarse de las economías de escala que los proveedores les transmiten.
  9. El flujo de caja se ve favorecido por esta circunstancia.
  10. Es posible cancelar el servicio de CRM en la nube en cualquier momento.

 

Consideraciones previas a la implementación del CRM en la nube

Para disfrutar de los beneficios del CRM en la nube, hay que tomar las decisiones adecuadas a la hora de proceder a su implementación. Ésta dependerá de diversos factores, tales como:

A/ El sector en el que opera la empresa.

B/ El tamaño de la organización.

C/ La viabilidad a la hora de portar los componentes existentes a la nube.

D/ Las posibilidades de integración de esta opción con los sistemas y aplicaciones existentes.

E/ Las condiciones de compatibilidad con los sistemas usados por los clientes y proveedores.

Por ejemplo, en el caso de empresas que están empezando es fácil decidirse por la opción del CRM en la nube, sin embargo, para empresas que ya tienen un recorrido puede no ser tan sencillo iniciar el cambio hacia este modelo de CRM, puesto que los problemas de sincronización y las incompatibilidades podrían pesar más que las ventajas del cloud. En cualquier caso, antes de tomar la decisión, siempre hay que evaluar las razones que hacen plantearse esta alternativa.

De forma adicional, resulta imprescindible conocer los inconvenientes del CRM en la nube, que hay que tener presentes para sopesar los pros y los contras de la decisión. Entre los más significativos se encuentran:

  • Problemas relativos a la seguridad de los datos: para muchas organizaciones, que manejan información muy sensible o están sometidas a estrictas normas y leyes, en función del sector en que se encuadren; el trasladar una herramienta como el CRM fuera del firewall de la empresa puede suponer un grave problema. Para garantizar el cumplimiento normativo, en muchos casos, no existirá siquiera a posibilidad el plantearse la migración a un entorno cloud, y de esto hay que asegurarse antes de iniciar el despliegue.
  • Cuestiones que tienen que ver con la integración con otros sistemas “on premise”, que es como se denomina a los que se alojan en entornos locales: el sistema de gestión de almacén, el de gestión de transporte o el de planificación de recursos empresariales son algunos de los que interactuarán con el CRM en la nube. La compatibilidad e integración entre ellos debe quedar asegurada y, avanzar en un proyecto de este tipo son contar con esas garantías puede suponer adentrarse en un terreno peligroso.
  • Capacitación tecnológica del personal: no sólo a la hora de garantizar su acceso a los datos y su cualificación para la correcta interacción; sino en cuanto a la provisión necesaria de las herramientas y condiciones que les permitirán explotar las ventajas del CRM en la nube. Dispositivos, ancho de banda y algunas otras cuestiones relacionada, deberán encontrarse entre los aspectos a determina a la hora de hacer la implementación del CRM en la nube.

El CRM en la nube es el futuro. Ahorro en costes, flexibilidad, accesibilidad, escalabilidad, eficiencia son beneficios que podrían repercutir muy positivamente en la forma de trabajar de los componentes de la cadena de suministro pero, para dar este paso y moverse al cloud hay que contar con un buen plan donde cada riesgo esté calculado y en el que toda acción se tome siendo plenamente consciente de sus posibles consecuencias.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - e-Logistics