El control de los costes fijos y variables de una empresa para su viabilidad

Todas las empresas quieren reducir sus costes a lo largo de la cadena de suministro para obtener mayores beneficios, especialmente en su fase productiva. No obstante, según el tipo de empresa que se trate y sus especificaciones, conviene más inclinar la balanza hacia los costes fijos o hacia variables. Por este motivo, debemos distinguir correctamente los costes fijos y variables de una empresa.

El control de costes de una empresa es fundamental para analizar la productividad y conseguir el máximo rendimiento de todos los procesos que intervienen en la cadena de suministro.

Para identificar los costes logísticos de una empresa hay que disgregar los costes según las categorías establecidas.

Una de las clasificaciones más comunes para alcanzar la máxima eficiencia y rentabilidad es la de costes fijos y variables de la empresa. Saber distinguir los costes fijos de una empresa de los costes variables conduce a las organizaciones a identificar oportunidades de reducción de costos en plena contracción del mercado, donde los volúmenes de producción, distribución y venta se ven condicionados por el entorno económico.

 

TEXT - BOFU - Master Supply Chain Management

 

Además, distinguir entre los costes fijos y variables de una empresa es una de las primeras cuestiones que se tiene en cuenta cuando desarrollamos un estudio de viabilidad y queremos conocer el coste total de la actividad para, de esta forma, establecer el precio de venta del producto o servicio. Esto será determinante para calcular el máximo de costos y el mínimo de ventas para que el negocio sea rentable.

Es decir, el análisis de costes fijos y variables de una empresa permite calcular el punto de equilibrio o punto muerto, que es el punto en el que no existe pérdida para la empresa. Por tanto, vamos a analizar ambos en el siguiente apartado para llegar a un control de costes más eficaz.

 

Diferenciando correctamente los costes fijos y variables de una empresa

costes fijos y variables empresa

En líneas generales, los costes fijos de una empresa son aquellos que no dependen directamente de la producción, como el alquiler de una nave o el disponer de una flota de camiones, que son independientes y se generan periódicamente. Mientras que, los costes variables, como los suministros o la gasolina de los camiones, van estrechamente vinculados a la producción de una empresa.

Costes fijos de una empresa

Estos son los costes fijos más comunes que podemos encontrarnos en todo tipo de empresas:

  • Arrendamientos
  • Comunicación
  • Transportes
  • Material de oficina
  • Reparaciones y mantenimiento del local, equipo  e instalaciones.
  • Suministros
  • Amortizaciones, como las del establecimiento. Aunque, en las empresas de fabricación o de servicios, las amortizaciones de la maquinaria y de las herramientas son costos variables.
  • Gastos financieros
  • Tributos e impuestos

Costes variables de una empresa

Algunos de los costes variables que todos conocemos son los siguientes:

  • Gastos generales, donde se incluyen gastos más variados, desde los del departamento de marketing, a las reparaciones y mantenimiento de equipos y maquinaria..
  • Mano de obra
  • Consumo de materias primas o productos necesarios para la producción. Cuanto mayor sea el nivel de producción, más incrementa el coste en materia prima.
  • Embalajes y paquetes

Reducir un tipo de costes para la óptima adaptación al mercado

Cuando se modifica el volumen de producción de los bienes y servicios de una empresa, los costes variables, como su nombre indica, sufren variaciones. Por tanto, a diferencia de lo que ocurre con los costes fijos, generalmente, los costes variables suponen a cambio mayores beneficios, puesto que la empresa tendrá los costes que requieran sus niveles de producción siempre y cuando sus procesos en la cadena de suministro estén optimizados.

De este modo, en un entorno de crisis económica donde la demanda se retrae y el volumen de negocio desciende, puede ser necesario reducir la capacidad productiva de una empresa. Es entonces cuando cualquier estrategia orientada a transformar los costes fijos en variables permite adaptarse mejor a la disminución de ventas.

Para reducir los costes fijos lleva a cabo una gestión optimizada, racional y procura negociar con tu proveedor, cliente o prestador de servicios alcanzando las condiciones más ventajosas.

 

POST - BOFU -  Máster SCM Normal

 


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario