Ingeniería de procesos: un enfoque estratégico

El trabajo de diseño y creación de nuevos productos o sistemas mediante el uso de métodos científicos ha cambiado. La ingeniería de procesos está en plena ebullición como resultado de la transformación de la economía basada en las nuevas tecnologías digitales.

Cada vez más líderes empresariales se concentran en establecer una estrategia digital, cambiar las estructuras organizativas y eliminar las barreras que les impiden maximizar el impacto potencial de las nuevas tecnologías digitales. La ingeniería de procesos cobra un papel protagonista en una era marcada por el cambio y donde, más que nunca, es necesario ser ágil.

Ingeniería de procesos para el rediseño de la empresa

Las empresas quieren ser más flexibles, adquirir la capacidad de adaptarse mejor a la realidad. Para ello necesitan desarrollar nuevas capacidades, además de permitir que los procesos sean más estratégicos y que las tecnologías se optimicen por completo para la gestión y el crecimiento del negocio.

 

CTA text - Drones y automatización de almacenes

 

Esta nueva era de la ingeniería de procesos se caracteriza por el objetivo de lograr dar respuesta a los requisitos cambiantes de la organización. Algo que depende, entre otras cosas, de la maestría con que se integren dentro de la organización:

  • Procesos: deben ser dinámicos y lo suficientemente abiertos como para atender a los clientes que llegan desde diferentes canales presentando necesidades muy diversas. El proceso debe ser impulsado por flujos de trabajo que puedan gestionar solicitudes, excepciones y decisiones estándar y ad-hoc. Todo debe poder habilitarse a través de tecnologías digitales intuitivas, portátiles y accesibles.
  • Personas: deberían poder organizarse, ser más colaboradoras y lo suficientemente flexibles para trabajar a diferentes horas y desde diferentes lugares. Las personas deben tener acceso a información clara, relevante, de calidad y procesable, por supuesto actualizada en tiempo real. Además, en este nuevo entorno se espera d ellas una mayor autonomía y capacidad de autoorganización.
  • Tecnología: que ha de respaldar a personas y procesos para asegurar la agilidad, clave para cualquier iniciativa de ingeniería de procesos. Las tecnologías modernas deberían permitir la integración con aplicaciones heredadas y no heredadas e, idealmente, deberían basarse en la nube, en vez de on premise.

 

 

Cualquier empresa que planee desplegar un cambio apoyándose en la ingeniería de procesos de negocios debe tener en cuenta que aparecerán desafíos, como los siguientes:

  1. Aprendizaje continuo. Es uno de los requerimientos del momento en que vivimos, que obliga a las personas que componen la organización a dejar de estar sujetas a sus roles y responsabilidades, abandonar el estatismo y buscar la mejora continua a través del desarrollo de nuevas habilidades que les permita convertirse en expertos en áreas multifuncionales y no dejar de crecer.
  2. Inversión en tecnología. La ingeniería de procesos tradicional ha dejado una estructura, a menudo rígida e inflexible, que puede desviarse de los nuevos requisitos comerciales. Adaptarla a las nuevas necesidades puede resultar, no sólo complejo, sino también muy costoso.

La creciente disrupción digital que afecta a las empresas hoy en día e impulsa las iniciativas de transformación digital crea una presión sin precedentes sobre el liderazgo empresarial. A través de la ingeniería de procesos se puede construir un entorno empresarial flexible, ágil y dinámico; aunque para alcanzar la meta transformacional también será necesario que las personas adquieran nuevas habilidades y la inversión tecnología sea la adecuada para satisfacer las necesidades del negocio y sus clientes.

 

Créditos fotográficos: NicoElNino / metamorworks

 

CTA Post- Drones y automatización de almacenes


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario