No cabe la menor duda de que los nuevos escenarios en relación a la organización del comercio y de la producción hacen que el sector de la logística siga experimentando importantes cambios. Una transformación que afecta no solo a nivel tecnológico sino también en el modo de gestionar la Suppy Chain, lo que nos lleva a una necesaria adaptación de los perfiles profesionales involucrados en el ámbito. Uno de esos perfiles es el analista logístico, quien ejerce un rol que va más allá de lo que tradicionalmente conocemos como responsable logístico, de manera que se complementa con el Supply Chain Manager que otras veces hemos comentado.

 

TEXT - TOFU - Profesionales más buscados

 

Muchos diríamos que el poder está en la información, cita atribuida al célebre filósofo Francis Bacon. Sin embargo, en la era en la que la saturación informativa puede catalogarse como enfermedad, es acertado afirmar que el poder está en la interpretación y el análisis de la información. Es por ello que el análisis de datos y el Business Intelligence está tan valorado en las empresas hoy en día para contribuir a su crecimiento y ofrecer un servicio basado en las exigencias del mercado.

En estos escenarios que nos acogen, la modernización de los procesos logísticos y la reducción de costes es muy importante para ser cada vez más competentes.

 

El analista logístico, a cargo de muchas responsabilidades

En este contexto, es preciso que el analista logístico esté bien formado y capacitado para tomar las riendas en el análisis y evaluación de cada una de las fases que componen la cadena de suministro. Una función más complicada de lo que a priori puede parecer y que nos lleva a un optimizado control y a una mejor coordinación de los procedimientos de las operaciones logísticas en su gestión y planificación interna.

En líneas generales, el analista logístico tiene una capacitación profunda en aspectos como la planificación de stocks, políticas de compras y alianzas estratégicas, sistemas y modelos de distribución, formulaciones de planes de negocio y planeación logística-estratégica de la empresa. Asimismo, coordina y controla el movimiento de componentes, productos terminados e información vinculada desde los proveedores para satisfacer los requerimientos de los clientes al menor costo posible.

Las diversas actividades que engloba la cadena de suministro, como los procesos de producción, transportes y distribución, almacenamiento, control de inventarios, etc., requieren de una efectividad que las integre en una estrecha interrelación. Por tanto, la conectividad entre proveedores, distribuidores y clientes es también fundamental, para lo que el analista debe también trabajar. De esta forma, con el analista logístico se permite:

  • Definir y poner en marcha una estructura logística orgánica y funcional con una planificación estratégica.
  • Mejorar los niveles de control, los canales de comunicación y el funcionamiento organizacional para todos los canales de la empresa

 

Funciones del analista logístico

Además, el analista en logística ejerce también las siguientes funciones:

  • Llevar adelante la importación y exportación de repuestos de equipos y materiales.
  • Analizar la entrega de productos o procesos en la cadena de suministros para identificar o recomendar cambios.
  • Interpretar los datos sobre los elementos logísticos, tales como la disponibilidad, facilidad de mantenimiento, fiabilidad, gestión de la cadena de suministro, la gestión estratégica de abastecimiento o la distribución, el proveedor, o el transporte.
  • Proporcionar análisis en curso en áreas tales como los costos de transporte, adquisición de piezas o pedidos pendientes.
  • Supervisar las actuaciones de logística e implementar las acciones de mejora necesarias de manera coordinada con otros perfiles de la organización.

 

POST - TOFU - Profesionales más buscados