Los grandes retos de la distribución en el sector de la alimentación: Un nuevo escenario

La distribución en alimentación es uno de los eslabones más destacados en la cadena de suministro agroalimentaria, ya que es responsable de que los productos se pongan a disposición del consumidor con la mayor eficacia, rapidez y en los mejores estándares de calidad. 

La globalización de los mercados, las nuevas tecnologías y los métodos de consumo de hoy en día son claves para entender la enorme evolución en la distribución del sector alimentación. Concretamente, el comercio mayorista, el transporte y los circuitos de información son los agentes que más alteraciones están experimentando como consecuencia de ello, contando con la participación de un creciente número de intermediarios.

TEXT - TOFU - Retos Omnichannel

 

Así, las grandes empresas de distribución, abocadas a grandes procesos de concentración, requieren de una mayor diversificación hacia nuevos formatos, nuevos canales de distribución y, en definitiva, lograr una comercialización mucho más directa.

 

Nuevas estrategias para la distribución en alimentación

A día de hoy se requiere de una gran complejidad del entramado logístico para hacer frente a la demanda de mercado. Es por esto que actualmente el sector alimentario cuenta con un grado de atomización elevado.

Podemos encontrar una multitud de datos para reafirmar la importancia de destacar las últimas tecnologías en la industria alimentaria, especialmente en lo que respecta al canal de distribución. 

Según el Informe de Consumo Alimentario en España 2018, el gasto total en alimentación ascendió a 103.077,41 millones de euros en el último año, contando un crecimiento del 0,5% y alcanzado una cifra de 33.464,38 millones de kg/l en cuanto al volumen de consumo. 

De hecho, la industria alimentaria española constituye el primer sector de la industria manufacturera en España, con casi el 17% del total de la producción industrial y el empleo del 15% de la mano de obra.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que España tiene casi 20 millones de compradores online, de los cuales muchos se están afiliando al sector de alimentación en esta nueva forma de compra, según el Estudio Anual del eCommerce en España 2018, elaborado por IAB Spain y Elogia. 

A pesar de la enorme digitalización en los hábitos de consumo, el sector de la alimentación aún está muy a la cola de la lista de categorías de productos más comprados por esta vía. Tan solo podríamos afirmar que un 19% de los españoles asegura haber adquirido los alimentos mediante este método en el último año según la IAB Spain.

 

Entregas más inmediatas en la industria alimentaria

Este contexto lleva a muchas grandes superficies a apostar cada vez más por la entrega de pedidos online a domicilio en el menor tiempo posible. 

Las últimas noticias que se tienen de ello al respecto es sobre la revolución que se ha despertado con Carrefour, que en su acuerdo con Glovo en España, Argentina, Francia e Italia, ha anunciado la entrega en menos de 30 minutos. Un desafío que supera a Amazon, Mercadona y Día con creces, ya que hasta ahora el plazo mínimo garantizado lo cumplía Amazon con la entrega en una hora.

 

distribucion alimentacion

 

Los objetivos que tienen en el punto de mira los canales de distribución alimentarios

¿Qué repercusión tiene todo ello para los grandes grupos de distribución?

Entre los objetivos que se deben marcar los agentes de distribución destacamos los siguientes:

  • La creación de nuevas centrales de compra.
  • Concentrarse en la liberalización del sector servicios para hallar nuevas oportunidades en la distribución comercial.
  • Contar con los mejores programas de aprovisionamiento con los proveedores y lograr con ellos el mayor poder de negociación (para mejorar precios y plazos de pago).
  • Maximizar el aprovechamiento de las nuevas tecnologías vinculadas al Big Data y al IoT para rentabilizar el volumen de información y el feedback entre los intermediarios.
  • Situarse más próximos al origen del producto para disponer de productos más frescos, horarios más flexibles y la entrega a domicilio.
  • Impregnar nuevas medidas de respeto por el medio ambiente y la seguridad alimentaria, ya que es una cuestión de mayor preocupación.

 

Por otra parte, otra cuestión de relevancia para los procesos de distribución en alimentación es la de reducir costes mediante la puesta en marcha de medidas como:

  • Mejora en el embalaje de los productos alimenticios.
  • Contratación de personal especializado debido a que destaca una escasa cualificación del personal.
  • Mejora en la comunicación con el operador y los destinatarios de la mercancía para una mejor planificación de las rutas.
  • Aumento del volumen de los pedidos realizados al operador para acceder a tarifas menos costosas.

 

Es por todo ello por lo que la distribución de la industria alimentaria se enfrenta a numerosos retos a los que hay que dar respuesta.

 

TEXT - Retos del Omnichannel en el e-commerce


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario