Mercados financieros internacionales: volatilidad y religión

Las empresas que desarrollan sus operaciones en países extranjeros se enfrentan a un conjunto de riesgos inevitables, entre los cuales se encuentran los riesgos políticos y económicos.Los mercados financieros internacionales son los que originan estos últimos, cuando se dan condiciones de volatilidad mientras que los riesgos políticos surgen de las decisiones que toman los gobiernos extranjeros, incluidos los cambios en las leyes.

 

Aumento de la volatilidad en los mercados financieros internacionales

En una Encuesta Global de McKinsey el 63 por ciento de los encuestados (1.416 ejecutivos de todo el mundo) esperaba que la volatilidad general aumentada se convirtiera en una característica permanente de la economía global. Por ejemplo, la economía en crecimiento más importante del mundo, China, es una fuerza que debe tenerse en cuenta. La volatilidad surge porque esta gran economía no es un estado desarrollado con compromiso con el estado de derecho y las instituciones sólidas. Más bien, se trata de un mercado emergente donde las inseguridades políticas son el motor principal.

 

TEXT - TOFU - Cómo exportar Paso a Paso

 

Para prepararse para la volatilidad, las compañías multinacionales pueden querer planificar contingencias o al menos pensar en cómo podrían reaccionar ante eventos que actualmente son «impensables», como cambios significativos y rápidos en los valores de las monedas; una salida del euro por parte de algunas naciones; cambios drásticos y rápidos en los precios de los productos básicos (por ejemplo, los precios del petróleo) o incumplimiento de la deuda por parte de las principales naciones.

Estos eventos parecen altamente improbables ahora, tal y como evolucionan los mercados financieros internacionales, pero, de aparecer, los ejecutivos que han pensado en cómo responder a ellos estarán mejor posicionados para reaccionar de manera efectiva.

La religión, otro aspecto a tener en cuenta en las finanzas internacionales

Además de estar informado de aspectos relativos a la volatilidad de los mercados financieros internacionales, dependiendo de los lugares donde una empresa haga negocios convendría considerar el impacto de la religión en las finanzas.

Así, por ejemplo, las compañías que operan en países donde el Islam es la religión oficial, deben adherirse a las leyes financieras islámicas que prohíben ciertas prácticas financieras que son comunes en otros países. Por ejemplo:

  • Prohíben cobrar intereses sobre el dinero. No se pueden cobrar intereses, incluidos los de tasa fija, flotante, simple o compuesto, a cualquier tasa.
  • Prohíben prácticas financieras como la especulación, los seguros convencionales y los derivados, porque se consideran juegos de azar en la tradición islámica.
  • Se prohíbe también la incertidumbre, y por eso es más tendente a fomentar prácticas comerciales convencionales.

Para superar estas prohibiciones, los productos financieros deben cumplir con la Sharia, que es como se denomina a la ley financiera islámica. No obstante, conviene saber que existen alternativas aprobadas a los intereses y las inversiones especulativas.

Por ejemplo, en lugar de prestar dinero y cobrar intereses, los bancos pueden prestar dinero y obtener ganancias cobrando rentas sobre el activo arrendado al cliente. También existen acuerdos de inversión que demuestran la filosofía de compartir el riesgo de la Sharia, donde el prestamista debe compartir el riesgo del prestatario. A tener también en cuenta que el modo preferido de financiación es la distribución de ganancias y pérdidas. En definitiva, más pruebas de que para estar a la altura de los mercados financieros internacionales hay que ser capaz de adaptarse a ellos.

 

Créditos fotográficos: Shuttermon y vladans

 

POST - TOFU - Exportar paso a paso


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario