Plantearse optimizar recursos en la cadena de suministro pasa por evaluar las múltiples opciones que el internet de las cosas (IoT) pone a nuestra disposición para lograrlo. El Internet físico es una de estas alternativas.

La interconectividad es la idea de fondo detrás del internet físico. Este concepto emergente utiliza el internet digital como una metáfora del diseño para el desarrollo de un nuevo planteamiento de transporte de mercancías que destaca por ser sostenible, interoperable y colaborativo.

Con el objetivo de lograr un sistema global conectado y abierto y de desarrollar sistemas logísticos eficientes son muchos quienes trabajan por desarrollar las plataformas, aplicaciones y herramientas que, dentro de poco, harán posible esta nueva realidad con el potencial de transformar las operaciones de la cadena de suministro.

 

Visión: la iniciativa del Internet físico

Al estudiar los costes de logística desde una perspectiva que abarque transporte e inventario, se observa que es posible aumentar la participación del ferrocarril intermodal del 20-30%, porcentaje en que se usa actualmente, hasta un 60-70%. Así lo demuestran Chuanwen Dong y Joren Gijsbrechts en su estudio “Sincronización de envíos de carga intermodal en la economía colaborativa”, que apuesta por el internet físico y lo que significa, en términos de:

  • Colaboración horizontal entre operadores logísticos, empresas de transporte y compañías tecnológicas.
  • Sincromodalidad (una interpretación del transporte intermodal sincronizado gracias al IoT).

 

TEXT - TOFU - Enfoque customer-driven

 

El resultado es el poder optimizar recursos de forma efectiva y, al mismo tiempo, lograr la disminución en los costes, la minimización de las congestiones y cuellos de botella y la reducción de las emisiones. Y es que, un cambio significativo en este terreno es posible cuando:

  • Se trabaja por obtener una visión holística integrada.
  • Se avanza hacia una forma de colaboración basada en el compromiso, que es precursora del cambio.
  • Se gana en madurez digital, la necesaria para trabajar con los nuevos modelos, plataformas y herramientas de compartición de información.
  • Se abre la puerta a la innovación, como la que llega de la mano de los algoritmos del aprendizaje automático que permiten a todos los que participan en la colaboración obtener retroalimentación cualitativa.

Optimizar recursos es posible cuando la estrategia se sustenta en esta visión y se cuenta con perfiles profesionales cualificados para el trabajo analítico, familiarizados con el uso de nuevos entornos y herramientas tecnológicas.

 

Internet físico en la práctica para optimizar recursos

En logística, el paso de la teoría a la práctica, en ocasiones, no resulta tan complicado. En muchos casos, para optimizar recursos ni siquiera es necesario hacer una inversión inicial significativa en materia de tecnología.

En Europa, estamos cada vez más cerca de conseguir que se haga realidad una nueva oferta intermodal, impulsada por las ventajas del internet físico. Poco a poco, se avanza hacia este modelo que permitirá que sea norma y no excepción el poder:

  • Lograr un equilibrado de cargas óptimo.
  • Mejorar la combinación de contenedores en trenes.
  • Optimizar rutas complejas.
  • Combinar pallets en un remolque de manera más eficiente.
  • Crear pallets combinados.
  • Compartir espacio de almacenamiento en cada envío que sea posible.

 

La tecnología y sus avances consiguen optimizar recursos, pero, para beneficiarse de esta nueva forma de trabajar es preciso contar con el talento que logrará que el modelo tradicional de gestión evolucione hasta este nuevo planteamiento. ¿Has oído hablar del Máster en Supply Chain Management & Logistics? ¿Quieres permanecer actualizado?

 

Créditos fotográficos: CarlosAndreSantos y DigitalStorm

 

POST - TOFU - Enfoque customer-driven