Riesgos en almacenes causados por COVID-19: evítalos

No tener en cuenta el COVID-19 al realizar una evaluación de riesgos en almacenes o completar este análisis, pero no implementar las medidas suficientes para gestionar el riesgo de COVID-19, podría constituir una infracción de la ley de salud y seguridad.

Seguridad y salud en el almacén: una obligación para el empresario

El coronavirus ha desatado una emergencia de salud pública. En la actualidad, todas las empresas deben evaluar y gestionar los riesgos derivados del COVID-19 considerando, en particular, los riesgos para sus trabajadores y visitantes.

Como empleador, también se tiene la responsabilidad legal de proteger a los trabajadores y a otras personas de los riesgos para su salud y seguridad. Esto significa que hay que identificar y evaluar los riesgos a los que se enfrentan y hacer todo lo razonablemente posible para minimizarlos.

TEXT - TOFU - Tendencias de futuro SC 2020

Hay que reconocer que no puede eliminarse por completo el riesgo de COVID-19. Pero ello no quita para que no sea preciso asegurarse de que la evaluación de riesgos en almacenes y el resto del negocio aborde este riesgo y sus consecuencias.

También conviene considerar las implicaciones de seguridad de cualquier decisión y medida de control que se pretenda implementar, ya que cualquier revisión podría presentar riesgos de seguridad nuevos o alterados que podrían requerir mitigación.

Es importante recordar que una evaluación de riesgos no tiene como objetivo crear grandes cantidades de papeleo, sino identificar medidas razonables para controlar los riesgos en almacenes y demás lugares de trabajo.

Cómo minimizar los riesgos en almacenes causados por COVID-19

Los empleadores tienen el deber de consultar a la plantilla en cuestiones de salud y seguridad. En el momento que vivimos, es más necesario que nunca hacer esto escuchándolos y hablando con ellos sobre el trabajo y cómo la empresa gestionará los riesgos de COVID-19.

Las personas que hacen el trabajo son a menudo quienes mejor comprenden los riesgos y aprecian ser informados acerca de cómo trabajar de manera segura. Es necesario considerar cualquier incertidumbre que tengan sobre las precauciones establecidas para hacer que el lugar de trabajo sea seguro contra el COVID-19.

Involucrarlos en la toma de decisiones demuestra que se toma en serio su salud y seguridad, en especial al hablar de funciones como picking y packing, en relación con los riesgos en almacenes ocasionados por el COVID-19.

En el contexto actual, proteger la salud y seguridad de trabajadores y visitantes implica seguir estos pasos en orden:

  1. Asegurar que tanto los trabajadores como los visitantes que se sientan mal se queden en casa y no acudan al lugar de trabajo.
  2. En todos los lugares de trabajo, aumentar la frecuencia de lavado de manos y limpieza de superficies.
  3. En el lugar de trabajo, especialmente si se quieren mitigar los riesgos en almacenes de manera efectiva, hay que hacer todos los esfuerzos razonables para cumplir con las pautas de distanciamiento social
  4. Cuando las pautas de distanciamiento social no puedan seguirse en su totalidad, en relación con una actividad en particular, como puede ser picking y packing, las empresas deben considerar si esa actividad se puede rediseñar para mantener una distancia segura. Cuando no sea posible, habrá que introducir otras acciones de mitigación, como:

▪ Seguir aumentando la frecuencia del lavado de manos y la limpieza de superficies.

▪ Mantener el tiempo de actividad involucrado lo más corto posible.

▪ Usar pantallas o barreras para separar a las personas.

▪ Trabajar espalda con espalda o de lado  (en lugar de cara a cara) siempre que sea posible.

▪ Reducir el número de personas con las que cada persona tiene contacto mediante el uso de «equipos fijos o alianzas» (para que cada persona trabaje con unos pocos).

  1. Cuando las pautas de distanciamiento social no se pueden seguir en su totalidad, incluso mediante el rediseño de una actividad en particular, las empresas deben considerar si esa actividad debe continuar para que la empresa funcione y, de ser así, tomar todas las acciones de mitigación posibles para reducir el riesgo de transmisión. entre el personal.

Por último, para minimizar los riesgos en almacenes y otras funciones logísticas, conviene prestar especial atención a si las personas que realizan el trabajo son especialmente vulnerables al COVID-19.

Hay que recordar que la participación de los trabajadores crea una cultura saludable. En ella, las relaciones entre empleadores y plantilla se basan en la colaboración, la confianza y la resolución conjunta de problemas. Permitir a los trabajadores, al menos a través de sus representantes, participar en la evaluación de los riesgos laborales y en el desarrollo y revisión de las políticas de salud y seguridad en el lugar de trabajo en colaboración con el empleador es una forma positiva y eficaz de mitigar los riesgos en almacenes y resto de lugares de trabajo que el COVID-19 puede causar.

 

Créditos fotográficos: 1933bkk y dusan petkovic

POST - TOFU - Tendencias de futuro SC 2020


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario