4 barreras de entrada a China

Las empresas que desean exportar a mercados asiáticos se topan con frecuencia con las barreras de entrada a China. Se trata de desafíos que impiden hacer negocios de manera efectiva y que es preciso conocer.

Barreras de entrada a China que perjudican a Occidente

Existen algunas barreras de entrada a China, tan importantes, que pueden echar por tierra hasta el más calculado plan de negocio. Para las empresas occidentales que buscan establecerse en el mercado suponen un reto importante que, no obstante, tiene solución en algunos casos.

 

Vamos a ver cuáles son:

  1. Acceder al potencial sin explotar de China. Una dificultad a que las empresas pueden tener que enfrentarse al hacer negocios en China es la magnitud del país, el más poblado del mundo. Hasta ahora, las compañías exportadoras se solían centrar en las principales ciudades del país, aquellas con una población de más de 2 millones de habitantes. Sin embargo, existe potencial, si las empresas pueden encontrar una manera de cubrir la distancia, en las ciudades menos pobladas pero que presentan rápido crecimiento. Una forma de avanzar para las empresas extranjeras es buscar fusiones o empresas conjuntas con empresas chinas establecidas que hayan acumulado conocimiento y un perfil en estas áreas, aunque para las empresas que deseen hacerlo por sí solas, también hay alternativas.
  2. TEXT - TOFU - Planificación CdS
  3. China: no es un país, sino muchos. Otro factor crucial para asegurarse una entrada exitosa en los mercados chinos es comprender que China se compone de muchos datos demográficos superpuestos, cada uno de los cuales necesita su propio enfoque personalizado. El conocimiento inadecuado de las diferencias geográficas y culturales en los mercados chinos podría suponer una barrera de entrada significativa para las empresas que deseen hacer negocios aquí.
  4. Aceptación de las restricciones de precios previstas por China. En determinados momentos, se detectan indicios que apuntan a que el gobierno chino tiene la intención de revisar su esquema de precios de para algunos productos. Hay que tener en cuenta que algunas industrias autóctonas de China están fuertemente inclinadas hacia la producción de genéricos que están en mejores condiciones para competir bajo tales criterios, lo que plantea un problema para las empresas extranjeras que desean beneficiarse del potencial de marcas más costosos. Esto es lo que sucede en el caso de la industria farmacéutica. Una forma de aumentar el margen de beneficio es dirigirse directamente al consumidor. Otra forma de tener un impacto en el panorama chino es mediante un uso adecuado de la experiencia de marketing disponible para las empresas extranjeras establecidas. El motivo es que las empresas con una mejor infraestructura y un lanzamiento de éxito en la primera ola en los mercados occidentales, pueden perseguir una estrategia de marketing mucho más eficaz que un fabricante genéricos que reduzca los costos.
  5. El reto que plantea la cadena de suministro del país. Sin duda, se trata de una de las principales barreras de entrada a China. La fragmentación de la cadena de suministro hace que este sea un proceso mucho más complicado en China que en otros lugares. A menudo, hay varias capas de distribuidores que atravesar antes de llegar al cliente en los mercados chinos, lo que genera altos costes de distribución y puede disminuir la visibilidad de la cadena de suministro, dificultando la monitorización del producto una vez que sale de la fábrica.

A estas barreras de entrada a China hay que sumar otras, las denominadas como barreras arancelarias que terminan de complicar un panorama ya de por sí nada sencillo para el exportador occidental.

 

Créditos fotográficos: AvigatorPhotographer y Naeblys

POST - TOFU - Como exportar con éxito


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario