Business intelligence: ejemplos de su unión con IA

IBM afirma contundentemente que la inteligencia artificial (IA) es la nueva business intelligence. Ejemplos no faltan, la verdad, en la vida cotidiana de las empresas hoy día, para demostrar que este argumento es del todo válido.

Si hasta hace no mucho, adaptar BI al Big Data parecía el principal objetivo de las empresas que iniciaba su transformación digital; hoy día, en un momento en que son mayoría las que han alcanzado su madurez, los mejores business intelligence ejemplos se encuentran en relación con el aprendizaje automático o la inteligencia artificial.

Si la llegada de los grandes datos cambió la forma en que nos preparábamos para tomar decisiones, IA transformará el modo en que las tomamos y ejecutamos.

 

Business intelligence: ejemplos de cambio

En cualquier industria actualmente puede apreciarse el resultado de la unión de inteligencia artificial y business intellience. Ejemplos hay desde los que consiguen la mejora de los diagnósticos médicos hasta los que proporcionan una comprensión más profunda de los clientes.

 

TEXT - TOFU - Business Intelligence

 

En ocasiones se trata de la automatización de procesos de BI, otras del conocimiento o compromiso cognitivo, como se explica en un artículo de Harvard Business Review. Se trata de ejemplos que impulsan la eficiencia, la satisfacción del cliente interno y externo y, por supuesto, también el ahorro. Entre los casos más destacados se encuentran los siguientes:

  1. Business intelligence: ejemplos de cómo la IA automatiza procesos. Desde la actualización instantánea de la información y los registros de los pacientes o los clientes a la oferta de orientación al usuario sobre documentación, estas nuevas aplicaciones consiguen reemplazar las funciones administrativas aumentando la eficacia y rentabilidad de las organizaciones.
  2. Business intelligence: ejemplos de cómo se logra un análisis más preciso gracias al aprendizaje automático. Las aplicaciones de conocimiento cognitivo pueden aprender y mejorar con el tiempo. En cada nueva interacción con los usuarios y los datos se amplía la base de conocimiento del sistema que, deja atrás las limitaciones de BI, para permitir predecir el comportamiento del cliente o el desarrollo de la enfermedad, proporcionando soluciones mejoradas y totalmente personalizadas.
  3. Business intelligence: ejemplos de cómo los avances tecnológicos ayudan a mejorar las relaciones. Las aplicaciones que emplean interacción cognitiva interactúan directamente con usuarios de negocio y clientes o pacientes. Pueden ofrecer asesoramiento médico, responder preguntas internas de la compañía y brindar un servicio al cliente más completo, todo gracias a diferentes tipos de robots, desde los más básicos (chatbots) a los más complejos.
  4. Ejemplo de cómo IA puede mejorar BI. Desarrollando herramientas más inteligentes y adaptativas, la inteligencia artificial lleva a la de negocio a un nivel superior. Esto se consigue cuando se pueden incorporar más datos, interactúar más con los usuarios e internalizar los resultados que producen las recomendaciones.

 

No cabe duda de que la inteligencia artificial y la inteligencia de negocio son conceptos distintos, sin embargo, en la integración de ambos está la clave del valor para la empresa. Cuando la toma de decisiones empresariales y la ejecución de sus acciones se basan en información clara y útil, gracias a un sistema que tiene en cuenta la importancia de cada punto de datos a nivel granular, los resultados del negocio mejoran.

AI y Business intelligence ofrecen ejemplos a diario de cómo sintetizar grandes cantidades de datos en planes de acción coherentes.

Créditos fotográficos: ipopba y archy13

POST - TOFU - Business intelligence


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario