Comunicación empresarial lejos de Facebook

Tras los repetidos escándalos de Facebook, muchos negocios se plantean alejar su comunicación empresarial de esta plataforma y desligarse de ella por completo. Su objetivo se amplía, en ocasiones, a las redes sociales en general y termina decidiendo a algunos emprendedores a tomar la decisión de desconectarse de Facebook y Twitter. YouTube, Instagram o LinkedIn son el último bastión, pero, entre quienes tienen el convencimiento de que es posible volver a un enfoque de “vieja escuela”, no caben las dudas.

Los testigos de este cambio no tardan en reaccionar, con sorpresa, admiración y cierta envidia. ¿Es posible alejar la comunicación empresarial del social media? En realidad sí… ¿Conoces las alternativas?

 

Comunicación empresarial: volviendo a lo tradicional

Los responsables de negocio viven con la constante presión de estar conectados. Ya desde el momento en que iniciaron su emprendimiento, hubo quienes les aconsejaron abrir una página de Facebook o crear un perfil de Twitter, incluso antes de tener página web propia.

La realidad es que, aunque tomaron esta decisión para favorecer la comunicación empresarial, muchos no entienden muy bien cómo utilizar las redes sociales para hacer crecer su negocio. Sienten que están continuamente luchando para que sus contenidos sean más atractivos y tengan mayor difusión.

TEXT - TOFU - Enfoque customer-driven

 

Pero, lo cierto es que existen formas de promocionarse efectivamente sin conexión o sin tener una gran presencia en las redes sociales. La comunicación empresarial adquiere formas diferentes, vuelve a los orígenes y, con ese gesto, se hace rompedora, diferente.

Es lo que sucede cuando se toma la decisión de aparcar las redes sociales y emplear ese tiempo en:

  1. Asistir a una conferencia o evento con personas y empresas de ideas afines. Una vez allí, se puede hacer networking para lograr nuevos colaboradores, embajadores de marca o clientes.
  2. Investigar qué lugares visitan las personas que entran en el objetivo demográfico del negocio. Allí, en esas áreas o puntos estratégicos donde pasan su tiempo libre se pueden compartir, colgar o publicar diferentes materiales de marketing: carteles, muestras o flyers son un ejemplo.
  3. Entregar tarjetas de visita o merchandising a todas las personas con las que se tenga contacto. Nunca se sabe dónde se puede encontrar una nueva oportunidad. Puede tratarse de pegatinas, bolígrafos, memorias USB personalizadas, camisetas… Cuanto más creativos e innovadores sean los artículos, más destacará la marca y más duradero será el impacto que cree.
  4. Iniciar un programa de recompensas. Ofrecer a los clientes algo especial conseguirá que siempre tengan ganas de volver.
  5. Crear un programa de lealtad para los mejores clientes, ofreciendo también incentivos para que sigan difundiendo el mensaje de la marca a todos sus amigos, compañeros de trabajo y familiares.
  6. Promover encuentros con otras empresas del mismo nicho o industria. Meetup.com es una gran herramienta para conseguirlo, igual que GroupMe, que además es gratuita.

 

Por último, la comunicación empresarial se verá mejorada si se crea un recurso gratuito para que otros en la misma industria se beneficien de sus ventajas y lo compartan. Esto ayudará a impulsar la difusión del negocio a lo largo del nicho y a establecerlo como experto en su campo.

Créditos fotográficos: metamorworks y ViewApart

POST - TOFU - Enfoque customer-driven


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario