Consultor TIC: definición y beneficios

El consultor TIC se ha convertido en una parte importante de las organizaciones y también de nuestra cultura empresarial. Un consultor, por definición, es «una persona que proporciona asesoramiento de expertos». Y, precisamente en busca de consejos con visión han acudido las empresas de diferentes sectores, confían en este tipo de asesores en momentos en que se necesita experiencia específica o una perspectiva externa.

Gracias a la experiencia, conocimiento y saber hacer del consultor TIC las empresas ahorran tiempo y dinero, al tiempo que aumentan su competitividad y profesionalidad.

 

¿Qué es un consultor TIC?

Un consultor TIC es un profesional especializado en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, que ofrece su asesoramiento a organizaciones que desean optimizar procesos, alinear su estrategia con los nuevos tiempos y elevar sus niveles de protección de datos.

 

TEXT - BOFU - Business Intelligence

 

En los últimos años, el consultor TIC ha adquirido una importancia creciente a medida que la tecnología de la información ha transformado el modo en que operan las empresas. Mantenerse al día con las tendencias y el panorama siempre cambiante puede ser un trabajo de tiempo completo, y mantener un departamento de TI para garantizar que la empresa siga siendo competitiva puede ser muy costoso.

Un consultor TIC tiene la experiencia necesaria para guiar a la empresa hacia la eficiencia, contribuyendo a aumentar su retorno de la inversión.

 

¿Cuáles son las ventajas de contratar los servicios de un consultor TIC?

Tanto si se contrata a un profesional autónomo para la función de consultor TIC, como si se recurre a los servicios de una consultoría especializada en tecnología, los beneficios para la empresa son importantes. Entre los más destacados cabría mencionar los siguientes:

  1. Libertad para centrarse en las funciones básicas del negocio. Al contar con el apoyo de la visión experta del consultor TIC, los empleados pueden concentrar su tiempo en su trabajo principal y aumentar la rentabilidad de las operaciones.
  2. Soporte experto. Tener un departamento de TI puede ser excelente para cuestiones técnicas puntuales, como las relacionadas con el hardware, pero esa misma persona probablemente no tendrá, por ejemplo, la experiencia de soluciones en la nube para ayudar a reducir la infraestructura y los gastos operativos de la empresa. Por el contrario, es probable que un consultor TIC experimentado haya completado varios proyectos anteriores similares, por lo que su consejo aporta tranquilidad y aumenta la probabilidad de éxito.
  3. Visión renovada. El hecho de que algo se haya hecho de una manera específica durante años no significa que no se pueda hacer de una manera más eficiente y efectiva. Un consultor externo puede brindar una nueva perspectiva en función de su experiencia en el respaldo de una variedad de proyectos y las mejores prácticas de la industria, y ayudar a la organización a aumentar el crecimiento y mejorar la eficiencia general.
  4. Rentabilidad. El valor de los consultores TIC va mucho más allá de la reducción de costes en sus estrategias de eficiencia. Pagar un salario, beneficios, espacio de trabajo y todos los demás gastos a un empleado de tiempo completo puede ser muy costoso. Los consultores a menudo son contratados para abordar un problema particular dentro de un período de tiempo específico, lo que permite un uso más rentable y eficiente de los recursos.
  5. Mayor seguridad. La seguridad cibernética nunca ha sido más importante y crítica que en la actualidad. Las grandes corporaciones no son las únicas en riesgo y, por eso, contar con el apoyo de un consultor TIC especializado en ciberseguridad permite realizar una evaluación de la red para identificar posibles vulnerabilidades, establecer protocolos de seguridad de datos y desarrollar una solución de recuperación ante desastres. El consultor TIC puede, adicionalmente, capacitar a los empleados sobre cómo identificar virus u otro malware potencialmente peligroso.
  6. Mejora de la productividad y la eficiencia. Un consultor TIC es experto en nuevas tecnologías y su trabajo depende de ayudar a las empresas a encontrar formas alternativas de aumentar la productividad y la eficiencia. Las tecnologías que alcanzan estos objetivos van desde servidores de archivos, bases de datos centrales, plataformas móviles y muchos otros. Para aprovechar mejor los beneficios de estas tecnologías complejas, deben planearse, implementarse y administrarse de la manera correcta, algo que este profesional consigue.

 

Los beneficios de contar con un consultor TIC se notan en toda la empresa, por ejemplo, gracias a la identificación de los pasos de los procesos de negocio que pueden eliminarse por razones de eficiencia, la recomendación de las soluciones tecnológicas que mejor se ajustan al negocio o la capacitación al equipo para asegurar que saben utilizar las nuevas aplicaciones.

 

Créditos fotográficos: milindri y venuestock

 

POST - BOFU - Business Intelligence


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario