Los problemas de la ciberdelincuencia en la Supply Chain

Vivir en la era digital tiene pros y contras. De todos es conocido la cantidad de beneficios que podemos obtener gracias a la implementación de las nuevas tecnologías pero, ¿qué pasa con los contras? En este post te vamos a hablar de uno de los más importantes: la ciberdelincuencia. 

La ciberdelincuencia es uno de los problemas de seguridad más grande que puede afectar a todo tipo de empresas, independientemente de su sector de actividad o su tamaño.

 

TEXT - TOFU - Business Intelligence

 

Si no se ponen las medidas adecuadas de seguridad todos podemos ser víctimas de un ciberataque. Pero, ¿cómo saber que estamos siendo atacados en la red?  

 

La ciberdelincuencia y la Supply Chain

Según un informe realizado por la empresa de seguridad informática Panda, en 2019 la probabilidad de que las cadenas de suministro sean afectadas de manera digital subía exponencialmente, y así lo plasmaban también para los siguientes años. El motivo es que el ataque a una de las empresas de la cadena de suministro se puede expandir rápidamente al resto de empresas que forman parte de ella, consiguiendo así un efecto bola de nieve que suele ser muy complicado de parar. 

Cuando una cadena de suministro sufre un ataque, los efectos se pueden ver en el corto, medio y largo plazo: 

  • Pérdida de información externa e interna. La información de la propia empresa y de todos sus partners (clientes, proveedores, administraciones… ) queda en peligro y es accesible para los ciberdelincuentes. 
  • Reputación. Si el ataque viene provocado por un ataque a tu empresa, la reputación de la misma caerá en picado ya que será difícil que todos los stakeholders que rodean a la empresa vuelvan a confiar en ella pese a que se instauren nuevos protocolos de seguridad. 
  • Sanciones. Además de estos dos problemas que pueden acarrear problemas económicos de manera indirecta, también nos podemos ver envueltos en alguna sanción administrativa por no cumplir los protocolos de seguridad que dicta el GDPR (General Data Protection Regulation). 

ciberdelincuencia 2

Cómo proteger a las empresas de los ataques de seguridad

Tanto particulares como empresas que empleen Internet con frecuencia deben tener instalados programas que les ayuden a nivel de seguridad. Frente a esto surge un grave problema en el caso de las pequeñas empresas ya que los protocolos de seguridad de particulares se quedan cortos mientras que los que siguen las grandes empresas pueden resultar costosos de implementar. Frente a esto, ¿qué opciones tienen a su disposición? 

Si este es tu caso, puedes buscar en el mercado opciones para pequeñas empresas que, de normal, se van tarificando por número de empleados, por lo que seguro que conseguirás una protección eficaz a un precio razonable. 

Lo que tienes que tener en cuenta es que todos los dispositivos de la empresas que tengan acceso a Internet deben estar protegidos. Mira un poco más allá de proteger a los ordenadores y opta por instalar estos sistemas también en móviles, tablets, servidores… piensa que pese a que no instales programas en estos dispositivos puede acceder a ellos algún malware y acceder a toda la información de relevancia. 

Sea como sea, protege todos tus dispositivos de mineros maliciosos y ransomware que son de las opciones de ciberdelincuencia que más afectados suelen sumar. 

Además de este, y con el fin de no propagar la infección dentro de la cadena de suministro, es importante comprobar bien todas las direcciones de correo electrónico que se reciban para ver si son las corporativas o si son una suplantación de identidad. En algunos casos es muy sencillo de comprobar pero en otras, las direcciones de correo electrónica varían levemente haciendo muy complicado su identificación a simple vista. 

Si prestas atención a esos pequeños detalles seguro que tu información y la de tus partners estará mucho más protegida. 

 

POST - TOFU - Business intelligence


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario