Hasta hace no mucho el TMS: Transport Management System era un privilegio reservado a las grandes corporaciones, a los transportistas que cada año movían billones de euros en sus operaciones y que, debido a poder asegurarse ciertos márgenes, podrían invertir en esta tecnología.

Pero, tras más de dos décadas en que las tasas de adopción se han mantenido cerca del 33 % (Cerasis), en los últimos doce meses y, según confirma SupplyChain247, los transportistas pequeños y medianos también están adoptando TMS: Transport Management System.

Esta tendencia está siendo impulsada por la aparición de un modelo de software de subscripción basado en la nube, que ofrece una configuración rápida y modelos asequibles, o incluso gratuitos.

El crecimiento del comercio electrónico y las exigencias de las estrategias omnicanal también suponen un aliciente para apostar por esta tecnología, no sólo para empresas de transporte, sino también para minoristas y las propias marcas, que, cada vez más, venden directamente al consumidor a través de la web.

 

TEXT - TOFU -  Transporte intermodal

 

Aunque, sin lugar a dudas, podría afirmarse que el factor que de forma más decisiva está impulsando la adopción del TMS entre las empresas de transporte es el significativo retorno de la inversión (ROI) que estas soluciones ofrecen a las empresas de todos los tamaños.

En un reciente estudio de investigación de mercado de TMS ARC Advisory Group revela que:

  • Las empresas informan un ahorro promedio de aproximadamente 8% con el uso de una aplicación de TMS.
  • De estos ahorros, casi el 60% de los usuarios indicaron que menos del 10% de los ahorros netos fueron absorbidos por la inversión necesaria en el propio TMS.

El ahorro que promueve el TMS: Transport Management System está relacionado con la optimización dl diseño de la red, la consolidación de la carga, así como la optimización de rutas de paradas múltiples.

La evolución del TMS (Transport Management System)

Aumento de los ingresos y reducción de los costes, o lo que es lo mismo, rentabilidad es la característica que mejor define el TMS: Transport Management System actual. Pero no siempre ha sido así.

En lo que respecta a este software se ha visto una evolución importante, desde su aparición, momento en que las empresas de transporte que así lo deseaban debían construir el suyo propio, una alternativa muy costosa y poco eficiente en comparación con la compra.

El diseño y construcción de un TMS propio suponía inmovilizar recursos internos en un proyecto no generador de ingresos y la falta de un ROI inmediato o sostenido. Además, la falta de compromiso con el desarrollo continuo o I + D hacía que, pronto, el sistema quedase desfasado y no se ajustara a las necesidades reales de la organización.

Una vez empezó a aparecer la oferta de TMS en el mercado, las compañías que se decidían por esta gran inversión se veían abocadas a un despliegue prolongado y consumidor de recursos. No sólo seguía costando demostrar la rentabilidad de la decisión, sino que, además, era evidente la falta de integración entre los socios de la cadena de suministro.

La llegada del software como servicio popularizó el TMS: Transport Management System, gracias a sus cualidades:

  • Inversión mínima de capital.
  • Implementación más rápida, más fácil de demostrar ROI inicial.
  • Mayor visibilidad.
  • Integración más estrecha de los socios de la cadena de suministro

No obstante, pese a que era necesaria una menor intensidad de recursos, tanto a nivel de IT como de negocio, todavía hacía falta dedicar demasiado talento a esta tarea, en vez de liberarlo para ocuparse de funciones y proyectos más estratégicos.

La mejora más notable del rendimiento y la rentabilidad del TMS llega con la opción de software con servicio administrado. Esta alternativa promete:

  • Una inversión inicial nula o muy baja.
  • Implementación más rápida y sin interrupciones.
  • Menor intensidad de recursos.
  • Mayor visibilidad e integración más estrecha de los socios de la cadena de suministro.
  • ROI inmediato y demostrable.
  • Ahorro sostenible.

 

Tendencias en TMS. Transport Management System en 2018

Los cambios a mejor en lo que respecta al TMS: Transport Management System son evidentes y, según prevé Cerasis, la evolución de este tipo de software ayudará a impulsar la gestión del transporte de forma espectacular en 2018.

Entre las tendencias más fuertes para los próximos doce meses, cabe destacar:

  1. Tecnología escalable. Para evitar las limitaciones en el procesamiento de envíos, la auditoría y la capacidad; algo posible gracias a los nuevos sistemas basados ​​en la web o en la nube, capaces de trabajar en conjunto para dar mayor visibilidad a los procesos de transporte e incluir nuevas capacidades.
  2. Colaboración. La colaboración será el foco de TMS y de las relaciones entre transportistas y sus clientes. Una mentalidad estratégica y el acceso a más datos de calidad generará una mayor colaboración entre todas las partes involucradas en la gestión del transporte.
  3. Seguridad. La seguridad ganará en eficacia y el cumplimiento en transparencia, gracias al aumento de la visibilidad de las prácticas de gestión del transporte y a la tecnología que hace posible el intercambio de información en tiempo real en condiciones de máxima protección de los datos sensibles, gracias a nuevas técnicas como la encriptación o el enmascaramiento dinámico.

 

  1. Planificación. Los software TMS: Transport Management System se centrarán en la visibilidad financiera. Los ejecutivos de la cadena de suministro y transporte trabajarán con los directores financieros utilizando datos recogidos del uso de un sistema de gestión de transporte integrado en un ERP, para obtener una visión más completa del coste total de transporte.

Los usuarios del TMS: Transport Management System deben comenzar a prepararse para el cambio. ¿Cuentas con el talento necesario en tu organización? ¿Está tu plantilla preparada para el avance hacia un modo de trabajo cada vez más apoyado en la tecnología y los sistemas orientados al detalle? ¿Preparados para reorientar la estrategia y mejorar el proceso de gestión del transporte?

Hoy es el mejor momento para tomar las decisiones correctas en lo que respecta al TMS: Transport Management System y poder mantenerse en vanguardia.

 

Créditos fotográficos: PhotoByLove / vitpho

POST - TOFU - Transporte intermodal